Nivel secundario - Teatro ciego


Por Andrea Cordobés y Magalí Carbón

Explosiones, olores, llovizna. Sonidos de bombas, de fiesta y música. Sensaciones. Una historia, varios personajes, dos momentos cercanos entre sí en el tiempo, dos puntos de vista: el de Emilio Careaga, convertido ahora en un jovencísimo soldado ("¿Así que esto es la guerra?", pensó Emilio Careaga. Una forma de estar solo. Una manera de dejar de tener dieciocho años y meses y pasar a tener yo que sé cuántos).

Y el de una bomba que juega a las escondidas con él ("A ver, Emilito -decía la bomba-, ¿te encuentro, no te encuentro? Booommmm. Pucha, no te encontré. Bueno. Otra vez será. Ya vendrá el piedra libre, Emilio, en ese agujero lleno de agua sucia, y entonces no te va a poder librar nadie para todos los compañeros").

Descargá el artículo completo haciendo click aquí.