ANEXO I

Tomado del Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a las Escuelas elaborado por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires (DGCyE - Res. 63/2020)

Etapas y modelos: análisis, diseño e implementación
La Dirección General de Cultura y Educación establece una serie de etapas y modelos para orientar la vuelta a clases presenciales en los diversos distritos de la provincia de Buenos Aires:

• ETAPA 1: Presencialidad de estudiantes cuya continuidad pedagógica presente dificultades.
• ETAPA 2: Vuelta gradual de la totalidad de las y los estudiantes a partir de los modelos de presencialidad mínima, semipresencialidad, presencialidad completa.

El regreso a clases presenciales se realizará de manera progresiva, en etapas, en el momento y en los distritos que disponga el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

ETAPA 1

Presencialidad de estudiantes con dificultades en la continuidad pedagógica. Características de la dimensión escolar institucional pedagógica. El proyecto institucional implica el Plan de Continuidad Pedagógica y el Plan de Prevención del Riesgo.
• Se limitará a un máximo de diez (10) estudiantes por aula.
• La jornada será de noventa minutos (90) de dictado de clase en forma continua, sin recreo.
• Se harán tres (3) encuentros a la semana para las y los estudiantes de 6º año de los niveles primarios y secundarios y una (1) vez a la semana para los demás años.
• Los horarios de ingreso y egreso al establecimiento se organizarán para evitar que coincidan con los momentos de mayor circulación en la vía pública, y los bloques de clases de las distintas secciones serán en horarios distintos, de modo que cohabiten el colegio en forma simultánea la menor cantidad posible de personas.

ETAPA 2 (modelos 1, 2 y 3)

A) Modelo 1: Presencialidad mínima. Características de la dimensión escolar institucional pedagógica.
El proyecto institucional implica el Plan de Continuidad Pedagógica y el Plan de Prevención del Riesgo. Este modelo se implementará en escuelas en las que se define seguir en mayor medida con continuidad pedagógica no presencial debido a decisiones de política sanitaria o por la imposibilidad fáctica de dar cumplimiento a algunos de los requisitos obligatorios.
En el formato típico de este modelo:
• Se divide la sección en dos grupos (de hasta un máximo de 15 estudiantes).
• Estos grupos (cuya composición no variará) alternarán la asistencia a la escuela semanalmente.
• Cada grupo de estudiantes asistirá durante 4 días de la semana a la escuela, y realizarán actividades de continuidad pedagógica no presencial durante la semana posterior en sus hogares.
• El quinto día de la semana será utilizado para que la o el docente a cargo pueda realizar seguimiento, entrega/corrección de trabajos y/o actividades educativas virtuales con las y los estudiantes que esa semana no asistieron a la escuela. -
• En este modelo se tendrá en cuenta la definición de la matrícula priorizada. En su forma típica, organizarán los momentos de entrada y salida, de forma tal que los primeros y últimos años de cada nivel dispongan de mayor cantidad de tiempo de clases presenciales.
• En las posibles variantes que se adopten, se considerará también la matrícula priorizada desde la perspectiva de la intensidad de la continuidad pedagógica (por ejemplo, mayor cantidad de días de asistencia para las y los estudiantes que, por falta de equipamiento y/o conectividad, o por otras razones, no alcanzaron una continuidad pedagógica fluida durante el periodo de suspensión de clases presenciales).
• La organización institucional deberá contemplar, en la definición de las jornadas escolares, la organización del trabajo de las y los docentes. El tiempo de trabajo presencial y no presencial se organizará de acuerdo con la jornada laboral de cada puesto de trabajo. Se establecerá un currículum prioritario definido desde las direcciones de nivel y modalidad, a partir del cual se reorganizarán las actividades escolares previstas para el presente ciclo lectivo.

Esta reorganización de la enseñanza estará caracterizada por la integración del trabajo presencial y no presencial, en una misma planificación. Esta previsión implicará considerar el seguimiento y acompañamiento pedagógico de todas y todos los estudiantes. Para ello, se prevé el desarrollo de documentos con orientaciones curriculares y didácticas para las y los docentes; secuencias didácticas; cuadernillos y propuestas de trabajo pedagógico a través de herramientas y soportes diversos (TIC, materiales gráficos, audiovisuales, televisión, radio, entre otros); documentos con orientaciones para familias y estudiantes. Los contenidos serán trabajados desde el modelo materia por materia (viable en escuelas con matrícula de pleno acceso a conectividad).



B) Modelo 2: Semipresencialidad. Características de la dimensión escolar institucional pedagógica
El proyecto institucional implica el Plan de continuidad pedagógica y el Plan de Prevención del Riesgo. Este modelo corresponde a las escuelas que no cuentan con las condiciones necesarias para aplicar el modelo de presencialidad completa, y que a la vez no presentan ninguna restricción (desde el punto de vista de la situación sanitaria, de infraestructura y recursos de la escuela) que exija que se deba aplicar el modelo de presencialidad mínima.
En el formato típico de este modelo:
• Se divide la sección en dos grupos (de hasta un máximo de 15 estudiantes).
• Estos grupos (cuya composición no variará) alternarán la asistencia a la escuela semanalmente.
• Cada grupo de estudiantes asistirá durante 4 días de la semana a la escuela, y realizarán actividades de continuidad pedagógica no presencial durante la semana posterior en sus hogares.
• El quinto día de la semana será utilizado para que la o el docente a cargo pueda realizar seguimiento, entrega/corrección de trabajos y/o actividades educativas virtuales con las y los estudiantes que esa semana no asistieron a la escuela.
En este modelo se tendrá en cuenta la definición de la matrícula priorizada. En su forma típica, organizarán los momentos de entrada y salida, de forma tal que los primeros y últimos años de cada nivel dispongan de mayor cantidad de tiempo de clases presenciales.
En las posibles variantes que se adopten, se considerará también la matrícula priorizada desde la perspectiva de la intensidad de la continuidad pedagógica (por ejemplo, mayor cantidad de días de asistencia para las y los estudiantes que, por falta de equipamiento y/o conectividad, o por otras razones, tuvieron una continuidad pedagógica poco fluida durante el periodo de suspensión de clases presenciales).
La organización institucional deberá contemplar, en la definición de las jornadas escolares, la organización del trabajo de las y los docentes. El tiempo de trabajo presencial y no presencial se organizará de acuerdo con la jornada laboral de cada puesto de trabajo. Se establecerá un currículum prioritario definido desde las direcciones de nivel y modalidad, a partir del cual se reorganizarán las actividades escolares previstas para el presente ciclo lectivo.
Se integrará la enseñanza presencial y no presencial, en una misma planificación. Esta previsión implicará considerar el seguimiento y acompañamiento pedagógico de los grupos, alternando formatos de enseñanza. Para ello, se prevé el desarrollo de documentos con orientaciones curriculares y didácticas para las y los docentes; secuencias didácticas; cuadernillos y propuestas de trabajo pedagógico a través de herramientas y soportes diversos (TIC, materiales gráficos, audiovisuales, televisión, radio, entre otros); documentos con orientaciones para familias y estudiantes, entre otros.

C) Modelo 3: Presencialidad completa. Características de la dimensión escolar institucional pedagógica
El proyecto institucional implica el Plan de continuidad pedagógica y el Plan de Prevención del Riesgo. Asiste el conjunto de las y los estudiantes a la escuela. La escuela debe contar con espacio suficiente en las aulas para respetar el distanciamiento social obligatorio.
Se prevé:
• Una o un docente por hasta un máximo de 15 estudiantes que resida en el mismo distrito que la escuela.
• Los medios de locomoción para el traslado hacia y desde la escuela deben ser bicicleta, transportes privados, o transporte escolar únicamente utilizado por la comunidad educativa.
• El tiempo de trabajo presencial y no presencial se organizará de acuerdo con la jornada laboral de cada puesto de trabajo
• Se dará continuidad a los contenidos curriculares desarrollados durante el año.

Volver al Índice